Logia de Emulación Santiago de Chile

Logia que practica el Rito de Emulación en la ciudad de Santiago de Chile, fundada en Septiembre de 2018.

Masonería Noticias

Tenida Aniversario y Instalación Venerable Maestro

 

 

PRIMER ANIVERSARIO DE LA LOGIA “SANTIAGO DE CHILE, Nº 1”

La historia de nuestra Logia sólo puede ser contada a plenitud si se incluyen dentro de sus páginas las rocambolescas circunstancia que rodearon la decisión de un grupo de hermanos escindidos de la GLACH (Gran Logia Autónoma de Chile), quienes se comprometieron a trabajar arduamente para dar vida a un Taller Masónico que perdure en el tiempo con el mismo espíritu formativo, fraternal y filantrópico de sus comienzos, donde la práctica del Ritual de Emulación se realice con firme apego a sus orígenes. Así nace la Logia “SANTIAGO DE CHILE, Nº 1”, ente de carácter Privado constituido como tal el día 12 de septiembre del año 2018.

VM F. Cruces

Transcurrido un año hemos celebrado la primera Tenida Aniversario a la que asistieron miembros fundadores e invitados especiales, pocos pero valiosos exponentes de las fieles tradiciones masónicas, la reunión constituyó el marco propicio para la Instalación del nuevo Venerable Maestro Electo y de la Oficialidad que le acompañará en este nuevo periodo de gobierno logial.

Posterior al trabajo en logia se realizó el tradicional Ágape fraternal, que forma parte de la Tenida misma, oportunidad en que se compartió con la alegría de siempre, haciendo un alto para reconocer la perseverancia de hermanos con mayor trayectoria y dedicar los brindis reglamentarios. Atrás quedaron los primeros doce meses de arduo trabajo logial, de modo tal que nos reunimos en Tenida Solemne para hacer el primer resumen de un periodo dedicado exclusivamente a consolidar los cimientos estructurales y administrativos del Taller, correspondiendo ahora abocarnos al crecimiento de nuestra membresía, asimismo, al cumplimiento de otras metas consignadas en el Plan Estratégico de mediano y largo plazo aprobado por el Comité de Propósitos Generales. Sin duda alguna nos hemos constituido en una agrupación de hombres libres y buenas costumbres que se reúnen para compartir, estudiar y trabajar por el bien de la humanidad, formando lazos de amistad con todos los Masones esparcidos sobre la faz de la tierra, sin necesidad de que esta acción requiera de trámites administrativos o innecesarios acuerdos plasmados en un frío papel.

Al comenzar un nuevo año de vida institucional, nuestra misión está marcada por el mandato interno de continuar la trayectoria definida, es decir, alcanzar la madurez institucional y cumplir a cabalidad los desafíos planteados para el futuro inmediato, lo cual nos motiva a redoblar esfuerzos y no claudicar en la lucha por fortalecer los valores fundamentales que deben regir nuestra institucionalidad, entre otros el honor, el orden, el progreso, la justicia, el respeto, la fraternidad y la verdad. El grado de felicidad, satisfacción y regocijo experimentado al conmemorar nuestro aniversario, unido a la grandeza de nuestros ideales, inspirados en la Fe, la Esperanza y la caridad, virtudes que nos llevan a consolidar una conducta acorde a nuestra condición de masones fieles y verdaderos, y a esforzarnos por cumplir el proyecto definido e insertarlo con claridad en el escenario masónico y profano actual.

Haber nacido a la vida masónica en el mes de Septiembre hace que nuestra Logia esté llamada a destacar el concepto de Patria y Masonería, que deben ser uno e inseparables ahora y siempre, toda vez que entre la Masonería y la Patria existe una relación tan grande, tan intensa, tan intrínseca, que no se puede ser masón sin ser patriota; ni seguir las doctrinas masónicas olvidando el concepto de lo que denominamos Patria, especialmente si recordamos que ésta nace como obra de masones, lo que nos lleva a vislumbrar que la mejor recompensa no está sólo en el resultado de la labor cumplida, sino en el esfuerzo de los hermanos que apostaron por crear un referente de inspiración y motivación que sirva de ejemplo para otras logias que abracen los mismos ideales.

Continuaremos obrando con el sentimiento inquebrantable de promover el sostenimiento de la Masonería de Emulación en Chile, sin pretender ser los garantes, ni custodios del Ritual, tan sólo los llamados a velar, cuidar y exigir que se respete la esencia y los cánones fundamentales del mismo, asimismo, a consolidar la formación masónica de nuestros asociados, fomentando y defendiendo los valores positivos como activo intangible de nuestra propia identidad, amalgamando el conjunto de ellos para destacar la grandeza de aquello que nos une y reconoce como obreros en la Construcción del Gran Templo Universal.